Los cigoñinos

2 de mayo de 2010. Valle del Tietar.

Amanece mientras me acerco a unos nidos de cigüeña blanca. Quiero tomar algunas imágenes de las primeras etapas de crianza de los pollos. La cigüeña es una especie habituada a la presencia del hombre, pero además, al usar un telescopio puedo grabar desde una distancia considerable, evitando molestias a las aves.


En el nido, la cigüeña espera, vigila el nido. Entre sus patas se mueven los pollos. Cuando llega el relevo el ave muestra su excitación con el conocido crotoreo. Ese rápido golpear de mandíbulas se oye continuamente alrededor de la colonia de cigüeñas. Esta vez la segunda cigüeña, diría que es el macho, además de la comida que trae en el buche, aporta una buena cantidad de material para forrar el nido. Tras los saludos y el relevo, el adulto recién llegado regurgita delante de los pollos y los cigoñinos picotean con rapidez. El padre observa como los pollos atacan la comida y luego él mismo aprovecha algunos restos (¿lombrices o tripas de anfibios u otros pequeños vertebrados?), tal vez los menos adecuados para los pequeños.




Es muy curioso ver como los cigoñinos tienen bien aprendida la lección del crotoreo. Repiten la acción continuamente. Esta forma de expresarse no se utiliza solamente en el saludo a la pareja, también en situaciones de alarma o de hostilidad o ansiedad castañetean sus mandíbulas, aunque la duración y la intensidad es distinta en cada situación.


Hasta el siguiente relevo pasan más de dos horas. Ya empieza a calentar, cuando a lo lejos distingo el blanco plumaje de una Culebrera que se posa en lo alto de un pino. Otra culebrera la sobrevuela antes de alejarse, al tiempo que la primera estira el cuello y parece llamarla mientras mantiene las alas algo caídas y levanta la cola. Viendo a las dos rapaces juntas me pregunto si se encuentran ya en el periodo de incubación.


video


En el pino de las cigüeñas hay tres nidos más, uno parece tener pollos también, otro está abandonado y el tercero es visitado por una pareja que este año no tiene pollos. La primavera está siendo generosa, pero por lo visto recientemente en otra colonia de cigüeñas, donde muchos nidos no tenían pollos, no estoy seguro de que sea un año bueno para ellas, puede que el invierno fuera demasiado duro.


El vídeo de las cigüeñas podéis verlo aquí, son poco más de seis minutos donde trato de resumir las tres horas de observación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario